30 de marzo de 2018

Poemas pintados y recitados, Libertad se escribe en femenino y decidir romper cadenas de género social

Este mes se ha dedicado oficialmente a lo femenino o feminista, he tenido ocasión de recitar algunos de los poemas más emblemáticos en torno a este tema que forman parte de mi libro "Poemas de la memoria pintada" entre ellos  uno relacionado con esa lacra social que es la violencia de género, otro en torno al derecho social y personal a que lo femenino también tenga su espacio en esta sociedad y también he tenido en cuenta lo más representativo y global de la figura de la madre, la propia naturaleza, la madre tierra.
Pero todas estas intervenciones que me han permitido releer o recitar de nuevo algunos poemas conocidos, otros que aun no tuve la ocasión de declamar en público, y a su vez reservar un espacio para escribir algo inédito dedicado específicamente a esto, escogiendo a la naturaleza como espejo, me han hecho reflexionar sobre cual podría considerarse la diferencia entre lo feminista, femenino, hembra y mujer, pues creo que la hay tanto como entre machismo, masculino, macho y hombre, aunque no siempre se sepa con claridad que separa o define específicamente a cada termino. Hembra y macho para mi es algo meramente biológico y animal, y me hace gracia que en ocasiones en algunos documentos oficiales nos reduzcan solo a eso. Hombre o mujer lo veo como una diferenciación de género. Machista me parece una redicalización de la aptitud del macho y por mucho que la rae pretenda dulcificar el termino feminista y relacionarlo meramente con un movimiento social, para mi el feminismo puede caer en la misma redicalización que el machismo. Y con sinceridad, creo que a esta sociedad todavía le pesa demasiado el género, lo cual hace que a algunos les resulte fácil usarlo como excusa y arma de separación o enfrentamiento. Aunque si he de elegir entre todos los términos con los cuales nos definen y etiquetan de manera dual, prefiero masculino y femenino, y en mi caso la explicación que podría dar es tan sencilla como el echo de  conectar con las energías duales de la propia naturaleza a las cuales siempre se les denomina "masculina (fuego y aire) y femenina (tierra y agua)",  y todos aquellos que creemos en esas energías sentimos que se encuentran en ambos sexos independientemente de si se ha nacido mujer u hombre. 
De cualquier manera y llegados a este punto, ¿qué problema hay en ser diferente?, ¿en que momento el género dejará de ser un problema, una excusa o una justificación para ser y tratarnos simplemente como seres humanos respetando no solo las diferencias de género sino la de los individuos?
Pienso que tanto a mujeres como a hombres nos han llevado por un camino torcido que en el fondo ha hecho que se diluyese y desconociese realmente nuestra genuina identidad a fuerza de tópicos sociales, culturales y educacionales que se han ido pasando de padres a hijos, de madres a hijas sin que ese círculo vicioso se haya terminado de romper aún. 
¿Realmente sabemos que es lo masculino y femenino?, ¿en que consiste exactamente ser hombre o mujer?, ¿o nos hemos quedado simplemente con lo que nos han dicho que tenemos que ser? Yo prefiero observar a la naturaleza y a esas cuatro fuerzas que son responsables del ciclo de la vida y ser consciente de que tienen la misma capacidad todas ellas para crear o destruir, y que ambas dualidades no son una mejor que la otra, sino dependiendo de como y para que se usen. Entre tanto cuando tengo a alguien frente a mi prefiero dirigirme a él o ella simplemente como a un ser humano.
Pero como lo que nos ocupa en este momento es lo femenino, en está entrada comparto otro de mis vídeos de poesía recitada por mi y acompañada a su vez de algunas de mis obras plásticas. Recientemente leí una frase que decía lo siguiente "No deseo que las mujeres tengan más poder sobre los hombres sino más poder sobre si mismas", lo suscribo, y estos versos tienen mucho que ver con esta frase, por que si nos damos cuenta "Libertad se escribe en femenino". Una vez alguien me preguntó, ¿qué es ser mujer? y me quedé en silencio pues no era capaz de responder con uno de esos tópicos y etiquetas que durante siglos se han ido alimentando en torno nuestro. En este mes  de marzo que está a punto de dejarnos y que alguien decidió estuviese dedicado a la mujer comparto un poema relacionado con ese femenino etiquetado, castrado a veces, de escaparate social asignado que tiene que empezar a cambiar. 
A continuación y antes del vídeo también pongo los enlaces a las entradas de las obras que escogí para envolver las palabras, cada una de ellas tiene sus propias reflexiones u otros poemas acompañándolas.

"No soy frágil" http://www.creandoconsentidorosadesoto.com/2015/06/tras-la-cortina.html

"Diplomado en amor" http://www.creandoconsentidorosadesoto.com/2008/11/un-poema.html

"Sobran las palabras" http://www.creandoconsentidorosadesoto.com/2009/01/sobran-las-palabras-es-mejor-insinuar.html

"La linea de fuego" http://www.creandoconsentidorosadesoto.com/2011/09/cuatro-elementos.html

"Cuando decido y la piel no existe" http://www.creandoconsentidorosadesoto.com/2012/11/tras-la-cortina.html

"Por fin puedo verte" http://www.creandoconsentidorosadesoto.com/2009/05/tras-la-cortina_2842.html

"Abandonando las sombras" http://www.creandoconsentidorosadesoto.com/2013/06/tras-la-cortina.html





No hay comentarios: