7 de septiembre de 2019

Pequeño arte, marinas

Aunque septiembre siempre es el mes donde nos despedimos del verano en algunos de mis trabajos el verano siempre estará presente. Sobre todo la base que escojo para crear mis miniaturas es un claro exponente de la presencia de esa estación, las conchas marinas.
La mayoría de nosotros cuando pensamos en verano la imagen por antonomasia que crea nuestra postal es el mar. El mar es igualmente uno de mis paisajes recurrentes, no me canso de observarlo, de pintarlo, de dejarme inspirar por él. Y en este caso los paisajes escogidos son imágenes que me han acompañado durante mi infancia, mi adolescencia, en definitiva a lo largo de toda mi vida hasta hoy. Un amanecer y un anochecer en el Mar Menor y un atardecer en el Mediterráneo. 
Pequeñas obras de arte que se pueden llevar en la palma de la mano, colgada en el cuello, del retrovisor del coche, guardada en un bolsillo, todos tenemos un paisaje que llevaríamos con nosotros siempre.
De paso aprovecho para concienciar un poco sobre el cuidado de nuestros mares tan castigados de un tiempo a esta parte. Un paisaje es mucho más que algo bonito que contemplar o que plasmar en un cuadro.



El mar al amanecer, atardecer y anochecer (vídeo en castellano)



The sea at dawn, sunset and dusk (English video)







Creando con sentido y sensibilidad
Pequeño arte . . . que no arte pequeño



No hay comentarios: